Organización de los servicios de prevención en la empresa. Participación y representación

12 09 2008

Cuando hablamos de la necesidad de establecer una adecuada política de Prevención de Riesgos en el ámbito empresarial, debemos referirnos a dos aspectos fundamentales pero diferenciados dentro de la misma. Por un lado, de la fórmula de organización de los servicios de prevención que la empresa escoja de entre las distintas posibilidades que ofrece la ley y en base a sus características. Por otro lado, de las formas de participación y representación de los trabajadores en el desarrollo de las actividades preventivas.

1) ORGANIZACIÓN DE LOS SERVICIOS DE PREVENCIÓN.-

Se regula en el capítulo IV de la ley 31/1995 de 8 de noviembre de Prevención de Riesgos Laborales (artículos 30 a 32), desarrollado por el Real Decreto 39/1997 de 17 de enero, que aprueba el reglamento de los Servicios de Prevención.

Según disponen estas normas, los servicios de prevención se pueden instrumentar de las siguientes formas:

  • Asunción personal del empresario de las actividades de prevención: en el caso que nos ocupa no constituye una opción posible, ya que esta posibilidad sólo se contempla para empresas de menos de seis trabajadores.

  • Designación de uno o varios trabajadores para que lo realicen: esta es una opción posible si bien, tiene el inconveniente de que los trabajadores designados deben contar con la formación especializada necesaria para desarrollar toda la actividad preventiva (realización de evaluación de riesgos, planificación de los mismos, determinación y organización de recursos y medios necesarios…). Además, para ello, esos trabajadores deberán destinar tiempo de su trabajo a desempeñar estas funciones y la empresa deberá facilitarle todos los medios que requiera. Gozarán, además, de garantías similares a las de los representantes de los trabajadores.

  • Constituyendo un servicio de prevención propio: esta fórmula es obligatoria en los siguientes supuestos: cuando la empresa cuente con más de 500 trabajadores; cuando, teniendo entre 250 y 500, se dedique a alguna de las actividades consideradas especialmente peligrosas; o cuando así lo determine la Autoridad Laboral a la vista de la actividad de la empresa y de su índice de siniestralidad.

  • Recurriendo a un servicio de prevención ajeno: seguramente es el sistema de organización de la prevención más cómodo para la empresa. Se trata de encargar a una entidad especializada la organización del servicio, incluyendo todas las actividades que integran la prevención, así como la vigilancia de la salud. La normativa permitía a las Mutuas de Accidentes desarrollar la actividad de servicio de prevención ajeno, con lo cual era muy común que las empresas concertasen con la Mutua a la que se encontrasen adscritos para la gestión de los servicios de la Seguridad Social, la realización de los servicios de prevención.

En la actualidad, para las actividades como servicios de prevención ajenos se establece que las mutuas constituyan una sociedad anónima o de responsabilidad limitada, denominada “sociedad de prevención”, que se regirá por la legislación mercantil aplicable.

  1. – El objeto social de las sociedades de prevención, cuyo capital pertenecerá íntegramente a una mutua, será única y exclusivamente la actuación como servicio de prevención ajeno para las empresas asociadas a la mutua.
  2. – Las mutuas podrán realizar aportaciones dinerarias y no dinerarias con cargo a su patrimonio, para el capital social de la sociedad.
  3. – Su actividad se desarrollará con independencia y autonomía de los servicios de las mutuas a fin de prevenir los accidentes de trabajo y enfermedades profesionales. Para ello, dispondrán de la organización, las instalaciones, el personal propio y los equipos necesarios.
  4. – Las sociedades de prevención podrán subcontratar la realización de actividades preventivas en los términos previstos en la normativa de la prevención de riesgos laborales.
  5. – Las actividades de las mutuas como servicios de prevención ajenos serán distintas e independientes de las correspondientes a la colaboración en la gestión de la Seguridad Social.
  6. – La actuación de una mutua como socio de unafirma de prevención se someterá al control de una comisión y al control financiero de la Intervención General de la Seguridad Social. Si durante un período de cinco años se produjera el cese, por imperativo legal, de las actividades como servicio de prevención ajeno, la mutua responderá subsidiariamente de las obligaciones respecto al personal cedido a la sociedad de prevención, pudiendo optar por la readmisión del personal en la mutua.
  7. – Las mutuas, como colaboradoras de la Seguridad Social, deben notificar y gestionar las autorizaciones o cese del servicio de prevención al Ministerio de Trabajo.

2) PARTICIPACIÓN Y REPRESENTACIÓN DE LOS TRABAJADORES EN LAS TAREAS DE PREVENCIÓN.

Se regula en el capítulo IV de la ley 31/1995 de 8 de noviembre de Prevención de Riesgos Laborales (artículos 33 a 40).

Además de la organización de los servicios de prevención, la empresa debe procurar la participación y conocimiento de los trabajadores de las actividades preventivas. Para ello la ley prevé este derecho y las fórmulas de canalización de su ejercicio, que son la designación de unos representantes en esta materia (Delegados de Prevención y, en su caso, Comité de Seguridad y Salud).

El primer concepto que se debe tener claro, es que no estamos ante una obligación empresarial. No existe una obligación empresarial de designar representantes en materia de prevención. Es un derecho de los trabajadores que pueden ejercitar o no.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que la estructura de la representación de los trabajadores en materia de prevención es un espejo de la representación unitaria. Esto es, los Delegados de Prevención se escogen, en su caso, por y de entre los Delegados de Personal. Así pues, para que puedan designarse aquéllos, primero es necesario que existan éstos (y lo mismo cabe decir respecto del Comité de Seguridad y Salud) Únicamente existe una excepción, recogida en la Disposición Adicional 4ª de la ley, que es el supuesto en que la empresa no cuente con representantes unitarios por no tener trabajadores con la antigüedad suficiente para ser elegibles; en este caso se permite que se elija por mayoría un trabajador que haga las funciones de Delegado de Personal.

Los Delegados de Prevención serán designados por y entre los representantes del personal, con arreglo a la siguiente escala:

De 50 a 100 trabajadores 2 Delegados de Prevención.
De 101 a 500 trabajadores 3 Delegados de Prevención.
De 501 a 1.000 trabajadores 4 Delegados de Prevención.
De 1.001 a 2.000 trabajadores 5 Delegados de Prevención.
De 2.001 a 3.000 trabajadores 6 Delegados de Prevención.
De 3.001 a 4.000 trabajadores 7 Delegados de Prevención.
De 4.001 en adelante 8 Delegados de Prevención.

En las empresas de hasta treinta trabajadores el Delegado de Prevención será el Delegado de Personal. En las empresas de treinta y uno a cuarenta y nueve trabajadores habrá un Delegado de Prevención que será elegido por y entre los Delegados de Personal.

El Comité de Seguridad y Salud se podrá constituir en todas las empresas o centros de trabajo que cuenten con 50 o más trabajadores.

El Comité estará formado por los Delegados de Prevención, de una parte, y por el empresario y/o sus representantes en número igual al de los Delegados de Prevención, de la otra.

Las empresas que cuenten con varios centros de trabajo dotados de Comité de Seguridad y Salud podrán acordar con sus trabajadores la creación de un Comité Intercentros, con las funciones que el acuerdo le atribuya.

Pero, en todo caso, y tal como reflejamos anteriormente, estas designaciones únicamente podrán realizarse si la empresa previamente ha designado a sus representantes de personal. Así pues, lo que hay que tener en cuenta es qué tipo de representación existe en cada centro de trabajo. En aquellos centros de trabajo donde existan Delegados de Personal, éstos podrán designar a uno o varios Delegados de Prevención. Y si en algún centro de trabajo se ha constituido un Comité de Empresa, allí podrán designarse Delegados de Prevención y éstos constituir un Comité de Seguridad y Salud.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: